Am@sandos
Una pequeña parte del mundo tiene sobrealimentación y camina a la obesidad. La otra gran parte del planeta se muere de hambre

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Enviar artículo

Calendario
<<   Noviembre 2013  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (156) Sindicar categoría
Amig@s (3) Sindicar categoría
Cine, documentales, libros, relatos (60) Sindicar categoría
Consumo (35) Sindicar categoría
Derechos laborales (15) Sindicar categoría
El Bicho (160) Sindicar categoría
El rincón de Riki (7) Sindicar categoría
LQ bebemos (77) Sindicar categoría
LQ comemos (56) Sindicar categoría
Nutrición (51) Sindicar categoría
Recetas (36) Sindicar categoría
Tierra campesina (3) Sindicar categoría
Videos, documentales (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2017 (1)
Abril 2017 (1)
Febrero 2017 (2)
Noviembre 2016 (1)
Octubre 2016 (2)
Agosto 2016 (1)
Diciembre 2015 (1)
Junio 2014 (1)
Abril 2014 (2)
Diciembre 2013 (1)
Noviembre 2013 (2)
Octubre 2013 (3)
Agosto 2013 (8)
Junio 2013 (2)
Mayo 2013 (4)
Abril 2013 (3)
Marzo 2013 (3)
Febrero 2013 (3)
Enero 2013 (4)
Diciembre 2012 (1)
Noviembre 2012 (1)
Octubre 2012 (2)
Septiembre 2012 (4)
Agosto 2012 (3)
Julio 2012 (4)
Junio 2012 (2)
Mayo 2012 (1)
Abril 2012 (1)
Marzo 2012 (3)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (3)
Diciembre 2011 (1)
Noviembre 2011 (3)
Octubre 2011 (3)
Septiembre 2011 (5)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (4)
Junio 2011 (5)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (10)
Marzo 2011 (7)
Febrero 2011 (13)
Enero 2011 (15)
Diciembre 2010 (5)
Octubre 2010 (1)
Febrero 2010 (1)
Enero 2010 (1)
Junio 2009 (6)
Abril 2009 (8)
Marzo 2009 (4)
Febrero 2009 (5)
Enero 2009 (10)
Diciembre 2008 (16)
Noviembre 2008 (20)
Octubre 2008 (5)
Septiembre 2008 (9)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (9)
Junio 2008 (6)
Mayo 2008 (13)
Abril 2008 (18)
Marzo 2008 (8)
Febrero 2008 (7)
Enero 2008 (6)
Diciembre 2007 (7)
Noviembre 2007 (6)
Octubre 2007 (6)
Septiembre 2007 (20)
Agosto 2007 (16)
Julio 2007 (4)
Junio 2007 (10)
Mayo 2007 (8)
Abril 2007 (7)
Marzo 2007 (8)
Febrero 2007 (12)
Enero 2007 (12)
Diciembre 2006 (7)
Noviembre 2006 (18)
Octubre 2006 (12)
Septiembre 2006 (27)
Julio 2006 (18)
Junio 2006 (26)
Mayo 2006 (6)
Abril 2006 (14)
Marzo 2006 (21)
Febrero 2006 (31)
Enero 2006 (24)
Diciembre 2005 (9)
Noviembre 2005 (22)
Sindicación
Artículos
Comentarios
A inicio
amasandok@gmail.com
Página principal
Alimentación, pensamiento, justicia...
Amigos de la Tierra
Colectivo Contra Coca-Cola
Compañero Ricki
La Garbancita Ecológica
Pescaroba
SINALTRAINAL
Stop Burguer King
TRANSGENICOS al Dia
Xarxa
Amigos en blog
AlternativeWeb
EL BLOG DE KEVIN VÁZQUEZ
El otro Cine de Barrio
Libertad Siete
Loquesomos
Zeltia
Contacta con nosotr@s
amasandok@gmail.com
 

Noviembre del 2013


"Tenemos que transformar nuestro carro de la compra en un carro de combate"

José Esquinas (Ciudad Real, 1945) es un sabio que trabajó para la FAO durante más de 30 años y que actualmente dirige la Cátedra de Estudios de Hambre y Pobreza en la Universidad de Córdoba. Su especialidad es la diversidad biológica agrícola y explica que en el siglo XX se perdieron más del 90 % de la variedades tradicionales de cultivo. Lamenta que en España tiremos a la basura, "sin ni siquiera llegar a abrirlo, el 30 % de todo lo que compramos" y no vacila al denunciar que la reducción de la ayuda al desarrollo es "una mezquindad". Al hablar combina la ternura de un abuelo con la indignación de quien le ha puesto cara a las cifras del hambre. También colabora con la campaña 'Alimentos con poder' de Intermón-Oxfam.

¿A qué poder se refieren los de Intermón-Oxfam?

El hambre va más allá de tener el estómago vacío. Una persona hambrienta no puede desarrollarse en ningún sentido. No puede aprender a leer, ni trabajar para ser autónomo...

El hambre y la gastronomía son dos caras de una misma moneda: opuestas pero inseparables...

En ambos casos estamos hablando de alimentos, desde luego. En 2005 el número de obesos superó por primera vez al de hambrientos y da hasta vergüenza decirlo pero en los países desarrollados se está gastando más dinero en adelgazar que en comer. Pero las recetas de la abuela, la base de la gastronomía, son algo milenario. Hambre y gastronomía son conceptos complementarios.

¿Nos hemos vuelto insensibles al hambre en el mundo? ¿Se ha convertido en un tópico con el que ya contamos?

Algo de eso hay, desgraciadamente, y se me ocurren dos factores que lo explican: primero, que ya nos hemos acostumbrado a las cifras y, segundo, que el hambre no es contagiosa.

¿Qué pasaría si el hambre fuese un virus?

Fíjate en la gripe A. Invertimos miles de millones de dólares. Dinero suficiente para erradicar el hambre durante 30 o 40 años. ¿Sabes cuánta gente ha muerto de gripe A? 17.000 personas.

¿Me compara las cifras?

En 2008 superamos por primera vez los mil millones de hambrientos y eso significa que cada día mueren de hambre 40.000 personas. ¿Por qué no nos sensibilizamos ante eso? El mundo se gasta en armamento 4.000 millones de dólares al día. Me salen 100.000 dólares por cada muerto de hambre... ¡Pero hay más! Según datos de la FAO, con la producción actual se podría alimentar al 160 % de la población mundial. El problema es la voluntad política.

¿La solución pasa por grandes acuerdos internacionales en materia de comercio?

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han intentado imponer soluciones únicas pero hay que analizar las causas y tener en cuenta los factores agroecológicos, la cultura... ¡Promover la soberanía alimentaria es fundamental!

¿Qué opina de los biocombustibles?

¡Es algo terrible! O alimentos para las personas, o a alimentos para los coches.

Usted fue uno de los artífices del Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación. ¿Qué objetivos perseguía el acuerdo?

La conservación de la biodiversidad en los cultivos, su uso sostenible y la distribución justa de los beneficios.

¿Se están cumpliendo?

La negociación duró 25 años y el acuerdo entró en vigor en 2004. Hace falta voluntad política para desarrollar los reglamentos. Estamos a mitad de camino.

¿Considera ese acuerdo como su obra maestra?

En eso he invertido buena parte de mi energía vital y lo considero clave en la lucha contra el hambre. Me siento muy orgulloso, la verdad. Lo que en los años 80 parecía una utopía hoy son artículos de un Tratado Internacional.

Sostiene que hay que combatir el hambre por cuestiones de seguridad...

El hambre es incompatible con la paz. La crisis alimentaria de 2008 coincidió con revueltas en más de 60 países y, en varios de ellos, cayeron los gobiernos. En 2011 hay otro repunte de la carestía y surge la Primavera Árabe. El hambre desestabiliza. Acabar con ella no ha de entenderse solo como una cuestión de solidaridad, sino como un ejercicio de egoísmo inteligente.

Ahora Carrefour presume de proveerse de pequeños productores de la zona. ¿Va calando la filosofía Slow Food?

Lo que quiere Carrefour, como cualquier otra empresa, es satisfacer al que paga. La cuestión es qué tipo de demanda hacemos. Tenemos que transformar nuestro carro de la compra en un carro de combate. Todos somos consumidores y, si nos unimos, podemos conseguir lo que nos propongamos. Slow Food ha influido mucho, desde luego. Carlo Petrini escribió un libro sumamente interesante, hace unos años. Se llamaba Bueno, limpio y justo. La idea es que cuando vas al supermercado elijas algo de calidad pero que haya sido producido de forma sostenible, para no robarle la herencia a nuestros hijos, y sin esclavos de por medio. El pequeño agricultor está adquiriendo la importancia que se merece. La que ha tenido siempre...

El sector de la restauración, y en especial el de la alta cocina, es muy solidario. ¿Remordimientos de conciencia?

Deseo que no se deba solo a eso. Los cocineros saben que la diversidad de sus platos depende de la diversidad de los cultivos y hay productos muy infrautilizados. La quinoa, por ejemplo. El resurgir de los platos tradicionales y del alimento fresco nos lleva a consumir producto local. Muchos restaurantes ya se han adherido al movimiento kilómetro 0. La alta cocina reivindica la importancia de los alimentos y eso es muy bueno.

¿Veremos el fin del hambre en el mundo?

De eso depende nuestra subsistencia. El hambre en África nos afecta. Es el caldo de cultivo de la violencia internacional. O acabamos con el hambre, o el hambre acaba con nosotros.

www.cadenaser.com

Publicado por Am@ el 20 de Noviembre, 2013, 19:00 | Comentar | Referencias (0)

Cocineros famosos se prestan a hacer publicidad del ejército español

Un potaje muy desafortunado.

 

Rancho militar con estrellas Michelín

 

Doce cocineros, como Chicote o Arola, elaboran platos típicos para el calendario del Ejército de Tierra.

Han cambiado sus restaurantes por los cuarteles y sus fogones por las cocinas portátiles. Durante unos días, 12 cocineros de renombre han colaborado con el Ejército de Tierra para elaborar platos tradicionales y protagonizar de esta forma el calendario que año tras año publica esta institución. Bajo el nombre de «La Cocina y el Ejército», chefs como Alberto Chicote, Sergi Arola, Juan Pozuelo o Paco Roncero ilustran cada mes del año con una receta mezcla de la tradición militar y la gastronomía española. No fue esta la única idea, la gastronómica, a la hora de elaborar el calendario, tal y como aseguró durante la presentación el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, quien explicó que se barajaron otras alternativas como la educación castrense o los edificios singulares con los que cuentan. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que «la alimentación es muy importante para los militares», porque «hay que darles de comer sea cual sea la situación» y «nuestra gente tiene que estar en las mejores condiciones de combatir y cumplir su misión». La calidad y fama de la gastronomía española inclinó finalmente la balanza. En este punto, el JEME quiso poner un ejemplo que es más bien una anécdota: «En Afganistán, por cada ración de comida española los estadounidenses tenían que darnos tres».

 

Así que sólo quedaba juntar a una docena de cocineros de fama mundial, llevarlos a diferentes unidades de toda España y ponerlos a cocinar. Hasta la base de El Goloso se desplazó Sergio Fernández, protagonista del mes de enero, para preparar junto a la Brigada de Infantería Acorazada «Guadarrama XII» unas patatas con chorizo. El propietario del restaurante «El Luca» destacó que, al igual que los militares, «los cocineros también estamos para servir a los demás» y recordó como durante la preparación de su plato incluso «calentamos las patatas en el motor de un carro de combate "Leopard"».

Febrero muestra a Paco Roncero, con tres estrellas Michelín, y sus albóndigas con patatas fritas elaboradas en el Regimiento de Artillería Antiaérea nº71 de Madrid, mientras que en marzo están Ramón Freixa y su tortilla de patatas a la manchega, que preparó en la Residencia Logística Infante Don Juan de Madrid. Francis Paniego, imagen de abril, cocinó unos callos y morros a la riojana en la base de Agoncillo de La Rioja; Dani García, mayo, un gazpacho de cereza, queso fresco y anchoa con los legionarios de la base General Gabeiras de Ronda, y Alberto Chicote, uno de los cocineros más mediáticos, una ensalada campera con los efectivos de la Brigada Paracaidista de Madrid para ilustrar el mes de junio. El televisivo chef se mostró «sorprendido de la calidad humana de los militares».

 

El mes de julio es para Adolfo Muñoz, del restaurante «Palacio Cibeles», y su perdiz roja con ceps y aroma de trufa negra, cocinada en el Cuartel General del Ejército en Madrid, mientras que agosto está dedicado a Koldo Royo, que elaboró un marmitaco de bonito en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca. Para el mes de septiembre, Jesús Ramiro cocinó un filete imperial de rabo de buey con tomate para los jinetes del Regimiento Farnesio y del Grupo Santiago en una cocina de campaña de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61 de Valladolid, mientras que en octubre está el potaje de garbanzos que Juan Pozuelo elaboró en la Academia Logística de Calatayud. Sergi Arola es la imagen de noviembre con su kebab de cordero que preparó con los artilleros en Alhucemas y con los regulares en Peñón de Vélez. Para Arola, los militares «son un motivo de orgullo» y se ofreció para cocinar a las tropas desplegadas en el extranjero en Navidad.

 

El calendario lo cierran los hermanos Pedro y Marcos Morán con una tradicional fabada en el Acuartelamiento Cabo Noval de Siero, en Asturias.


Grupo Tortuga

Un potaje muy desafortunado. #TITRE

Rancho militar con estrellas Michelín

Doce cocineros, como Chicote o Arola, elaboran platos típicos para el calendario del Ejército de Tierra.

F. Cancio. 

Han cambiado sus restaurantes por los cuarteles y sus fogones por las cocinas portátiles. Durante unos días, 12 cocineros de renombre han colaborado con el Ejército de Tierra para elaborar platos tradicionales y protagonizar de esta forma el calendario que año tras año publica esta institución. Bajo el nombre de «La Cocina y el Ejército», chefs como Alberto Chicote, Sergi Arola, Juan Pozuelo o Paco Roncero ilustran cada mes del año con una receta mezcla de la tradición militar y la gastronomía española. No fue esta la única idea, la gastronómica, a la hora de elaborar el calendario, tal y como aseguró durante la presentación el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, quien explicó que se barajaron otras alternativas como la educación castrense o los edificios singulares con los que cuentan. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que «la alimentación es muy importante para los militares», porque «hay que darles de comer sea cual sea la situación» y «nuestra gente tiene que estar en las mejores condiciones de combatir y cumplir su misión». La calidad y fama de la gastronomía española inclinó finalmente la balanza. En este punto, el JEME quiso poner un ejemplo que es más bien una anécdota: «En Afganistán, por cada ración de comida española los estadounidenses tenían que darnos tres».

Así que sólo quedaba juntar a una docena de cocineros de fama mundial, llevarlos a diferentes unidades de toda España y ponerlos a cocinar. Hasta la base de El Goloso se desplazó Sergio Fernández, protagonista del mes de enero, para preparar junto a la Brigada de Infantería Acorazada «Guadarrama XII» unas patatas con chorizo. El propietario del restaurante «El Luca» destacó que, al igual que los militares, «los cocineros también estamos para servir a los demás» y recordó como durante la preparación de su plato incluso «calentamos las patatas en el motor de un carro de combate "Leopard"».

Febrero muestra a Paco Roncero, con tres estrellas Michelín, y sus albóndigas con patatas fritas elaboradas en el Regimiento de Artillería Antiaérea nº71 de Madrid, mientras que en marzo están Ramón Freixa y su tortilla de patatas a la manchega, que preparó en la Residencia Logística Infante Don Juan de Madrid. Francis Paniego, imagen de abril, cocinó unos callos y morros a la riojana en la base de Agoncillo de La Rioja; Dani García, mayo, un gazpacho de cereza, queso fresco y anchoa con los legionarios de la base General Gabeiras de Ronda, y Alberto Chicote, uno de los cocineros más mediáticos, una ensalada campera con los efectivos de la Brigada Paracaidista de Madrid para ilustrar el mes de junio. El televisivo chef se mostró «sorprendido de la calidad humana de los militares».

El mes de julio es para Adolfo Muñoz, del restaurante «Palacio Cibeles», y su perdiz roja con ceps y aroma de trufa negra, cocinada en el Cuartel General del Ejército en Madrid, mientras que agosto está dedicado a Koldo Royo, que elaboró un marmitaco de bonito en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca. Para el mes de septiembre, Jesús Ramiro cocinó un filete imperial de rabo de buey con tomate para los jinetes del Regimiento Farnesio y del Grupo Santiago en una cocina de campaña de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61 de Valladolid, mientras que en octubre está el potaje de garbanzos que Juan Pozuelo elaboró en la Academia Logística de Calatayud. Sergi Arola es la imagen de noviembre con su kebab de cordero que preparó con los artilleros en Alhucemas y con los regulares en Peñón de Vélez. Para Arola, los militares «son un motivo de orgullo» y se ofreció para cocinar a las tropas desplegadas en el extranjero en Navidad.

El calendario lo cierran los hermanos Pedro y Marcos Morán con una tradicional fabada en el Acuartelamiento Cabo Noval de Siero, en Asturias.

- See more at: http://www.nodo50.org/tortuga/Cocineros-famosos-se-prestan-a#sthash.SxoeHFmK.PeeeTTYs.dpuf
Un potaje muy desafortunado. #TITRE

Rancho militar con estrellas Michelín

Doce cocineros, como Chicote o Arola, elaboran platos típicos para el calendario del Ejército de Tierra.

F. Cancio. 

Han cambiado sus restaurantes por los cuarteles y sus fogones por las cocinas portátiles. Durante unos días, 12 cocineros de renombre han colaborado con el Ejército de Tierra para elaborar platos tradicionales y protagonizar de esta forma el calendario que año tras año publica esta institución. Bajo el nombre de «La Cocina y el Ejército», chefs como Alberto Chicote, Sergi Arola, Juan Pozuelo o Paco Roncero ilustran cada mes del año con una receta mezcla de la tradición militar y la gastronomía española. No fue esta la única idea, la gastronómica, a la hora de elaborar el calendario, tal y como aseguró durante la presentación el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, quien explicó que se barajaron otras alternativas como la educación castrense o los edificios singulares con los que cuentan. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que «la alimentación es muy importante para los militares», porque «hay que darles de comer sea cual sea la situación» y «nuestra gente tiene que estar en las mejores condiciones de combatir y cumplir su misión». La calidad y fama de la gastronomía española inclinó finalmente la balanza. En este punto, el JEME quiso poner un ejemplo que es más bien una anécdota: «En Afganistán, por cada ración de comida española los estadounidenses tenían que darnos tres».

Así que sólo quedaba juntar a una docena de cocineros de fama mundial, llevarlos a diferentes unidades de toda España y ponerlos a cocinar. Hasta la base de El Goloso se desplazó Sergio Fernández, protagonista del mes de enero, para preparar junto a la Brigada de Infantería Acorazada «Guadarrama XII» unas patatas con chorizo. El propietario del restaurante «El Luca» destacó que, al igual que los militares, «los cocineros también estamos para servir a los demás» y recordó como durante la preparación de su plato incluso «calentamos las patatas en el motor de un carro de combate "Leopard"».

Febrero muestra a Paco Roncero, con tres estrellas Michelín, y sus albóndigas con patatas fritas elaboradas en el Regimiento de Artillería Antiaérea nº71 de Madrid, mientras que en marzo están Ramón Freixa y su tortilla de patatas a la manchega, que preparó en la Residencia Logística Infante Don Juan de Madrid. Francis Paniego, imagen de abril, cocinó unos callos y morros a la riojana en la base de Agoncillo de La Rioja; Dani García, mayo, un gazpacho de cereza, queso fresco y anchoa con los legionarios de la base General Gabeiras de Ronda, y Alberto Chicote, uno de los cocineros más mediáticos, una ensalada campera con los efectivos de la Brigada Paracaidista de Madrid para ilustrar el mes de junio. El televisivo chef se mostró «sorprendido de la calidad humana de los militares».

El mes de julio es para Adolfo Muñoz, del restaurante «Palacio Cibeles», y su perdiz roja con ceps y aroma de trufa negra, cocinada en el Cuartel General del Ejército en Madrid, mientras que agosto está dedicado a Koldo Royo, que elaboró un marmitaco de bonito en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca. Para el mes de septiembre, Jesús Ramiro cocinó un filete imperial de rabo de buey con tomate para los jinetes del Regimiento Farnesio y del Grupo Santiago en una cocina de campaña de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61 de Valladolid, mientras que en octubre está el potaje de garbanzos que Juan Pozuelo elaboró en la Academia Logística de Calatayud. Sergi Arola es la imagen de noviembre con su kebab de cordero que preparó con los artilleros en Alhucemas y con los regulares en Peñón de Vélez. Para Arola, los militares «son un motivo de orgullo» y se ofreció para cocinar a las tropas desplegadas en el extranjero en Navidad.

El calendario lo cierran los hermanos Pedro y Marcos Morán con una tradicional fabada en el Acuartelamiento Cabo Noval de Siero, en Asturias.

- See more at: http://www.nodo50.org/tortuga/Cocineros-famosos-se-prestan-a#sthash.SxoeHFmK.PeeeTTYs.dpuf
Un potaje muy desafortunado. #TITRE

Rancho militar con estrellas Michelín

Doce cocineros, como Chicote o Arola, elaboran platos típicos para el calendario del Ejército de Tierra.

F. Cancio. 

Han cambiado sus restaurantes por los cuarteles y sus fogones por las cocinas portátiles. Durante unos días, 12 cocineros de renombre han colaborado con el Ejército de Tierra para elaborar platos tradicionales y protagonizar de esta forma el calendario que año tras año publica esta institución. Bajo el nombre de «La Cocina y el Ejército», chefs como Alberto Chicote, Sergi Arola, Juan Pozuelo o Paco Roncero ilustran cada mes del año con una receta mezcla de la tradición militar y la gastronomía española. No fue esta la única idea, la gastronómica, a la hora de elaborar el calendario, tal y como aseguró durante la presentación el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, quien explicó que se barajaron otras alternativas como la educación castrense o los edificios singulares con los que cuentan. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que «la alimentación es muy importante para los militares», porque «hay que darles de comer sea cual sea la situación» y «nuestra gente tiene que estar en las mejores condiciones de combatir y cumplir su misión». La calidad y fama de la gastronomía española inclinó finalmente la balanza. En este punto, el JEME quiso poner un ejemplo que es más bien una anécdota: «En Afganistán, por cada ración de comida española los estadounidenses tenían que darnos tres».

Así que sólo quedaba juntar a una docena de cocineros de fama mundial, llevarlos a diferentes unidades de toda España y ponerlos a cocinar. Hasta la base de El Goloso se desplazó Sergio Fernández, protagonista del mes de enero, para preparar junto a la Brigada de Infantería Acorazada «Guadarrama XII» unas patatas con chorizo. El propietario del restaurante «El Luca» destacó que, al igual que los militares, «los cocineros también estamos para servir a los demás» y recordó como durante la preparación de su plato incluso «calentamos las patatas en el motor de un carro de combate "Leopard"».

Febrero muestra a Paco Roncero, con tres estrellas Michelín, y sus albóndigas con patatas fritas elaboradas en el Regimiento de Artillería Antiaérea nº71 de Madrid, mientras que en marzo están Ramón Freixa y su tortilla de patatas a la manchega, que preparó en la Residencia Logística Infante Don Juan de Madrid. Francis Paniego, imagen de abril, cocinó unos callos y morros a la riojana en la base de Agoncillo de La Rioja; Dani García, mayo, un gazpacho de cereza, queso fresco y anchoa con los legionarios de la base General Gabeiras de Ronda, y Alberto Chicote, uno de los cocineros más mediáticos, una ensalada campera con los efectivos de la Brigada Paracaidista de Madrid para ilustrar el mes de junio. El televisivo chef se mostró «sorprendido de la calidad humana de los militares».

El mes de julio es para Adolfo Muñoz, del restaurante «Palacio Cibeles», y su perdiz roja con ceps y aroma de trufa negra, cocinada en el Cuartel General del Ejército en Madrid, mientras que agosto está dedicado a Koldo Royo, que elaboró un marmitaco de bonito en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca. Para el mes de septiembre, Jesús Ramiro cocinó un filete imperial de rabo de buey con tomate para los jinetes del Regimiento Farnesio y del Grupo Santiago en una cocina de campaña de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61 de Valladolid, mientras que en octubre está el potaje de garbanzos que Juan Pozuelo elaboró en la Academia Logística de Calatayud. Sergi Arola es la imagen de noviembre con su kebab de cordero que preparó con los artilleros en Alhucemas y con los regulares en Peñón de Vélez. Para Arola, los militares «son un motivo de orgullo» y se ofreció para cocinar a las tropas desplegadas en el extranjero en Navidad.

El calendario lo cierran los hermanos Pedro y Marcos Morán con una tradicional fabada en el Acuartelamiento Cabo Noval de Siero, en Asturias.

- See more at: http://www.nodo50.org/tortuga/Cocineros-famosos-se-prestan-a#sthash.SxoeHFmK.PeeeTTYs.dpuf

Publicado por Grupo Tortuga el 20 de Noviembre, 2013, 7:17 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com