Am@sandos
Una pequeña parte del mundo tiene sobrealimentación y camina a la obesidad. La otra gran parte del planeta se muere de hambre

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Enviar artículo

Calendario
<<   Mayo 2013  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (156) Sindicar categoría
Amig@s (3) Sindicar categoría
Cine, documentales, libros, relatos (60) Sindicar categoría
Consumo (35) Sindicar categoría
Derechos laborales (15) Sindicar categoría
El Bicho (160) Sindicar categoría
El rincón de Riki (7) Sindicar categoría
LQ bebemos (77) Sindicar categoría
LQ comemos (56) Sindicar categoría
Nutrición (51) Sindicar categoría
Recetas (36) Sindicar categoría
Tierra campesina (3) Sindicar categoría
Videos, documentales (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2017 (1)
Abril 2017 (1)
Febrero 2017 (2)
Noviembre 2016 (1)
Octubre 2016 (2)
Agosto 2016 (1)
Diciembre 2015 (1)
Junio 2014 (1)
Abril 2014 (2)
Diciembre 2013 (1)
Noviembre 2013 (2)
Octubre 2013 (3)
Agosto 2013 (8)
Junio 2013 (2)
Mayo 2013 (4)
Abril 2013 (3)
Marzo 2013 (3)
Febrero 2013 (3)
Enero 2013 (4)
Diciembre 2012 (1)
Noviembre 2012 (1)
Octubre 2012 (2)
Septiembre 2012 (4)
Agosto 2012 (3)
Julio 2012 (4)
Junio 2012 (2)
Mayo 2012 (1)
Abril 2012 (1)
Marzo 2012 (3)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (3)
Diciembre 2011 (1)
Noviembre 2011 (3)
Octubre 2011 (3)
Septiembre 2011 (5)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (4)
Junio 2011 (5)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (10)
Marzo 2011 (7)
Febrero 2011 (13)
Enero 2011 (15)
Diciembre 2010 (5)
Octubre 2010 (1)
Febrero 2010 (1)
Enero 2010 (1)
Junio 2009 (6)
Abril 2009 (8)
Marzo 2009 (4)
Febrero 2009 (5)
Enero 2009 (10)
Diciembre 2008 (16)
Noviembre 2008 (20)
Octubre 2008 (5)
Septiembre 2008 (9)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (9)
Junio 2008 (6)
Mayo 2008 (13)
Abril 2008 (18)
Marzo 2008 (8)
Febrero 2008 (7)
Enero 2008 (6)
Diciembre 2007 (7)
Noviembre 2007 (6)
Octubre 2007 (6)
Septiembre 2007 (20)
Agosto 2007 (16)
Julio 2007 (4)
Junio 2007 (10)
Mayo 2007 (8)
Abril 2007 (7)
Marzo 2007 (8)
Febrero 2007 (12)
Enero 2007 (12)
Diciembre 2006 (7)
Noviembre 2006 (18)
Octubre 2006 (12)
Septiembre 2006 (27)
Julio 2006 (18)
Junio 2006 (26)
Mayo 2006 (6)
Abril 2006 (14)
Marzo 2006 (21)
Febrero 2006 (31)
Enero 2006 (24)
Diciembre 2005 (9)
Noviembre 2005 (22)
Sindicación
Artículos
Comentarios
A inicio
amasandok@gmail.com
Página principal
Alimentación, pensamiento, justicia...
Amigos de la Tierra
Colectivo Contra Coca-Cola
Compañero Ricki
La Garbancita Ecológica
Pescaroba
SINALTRAINAL
Stop Burguer King
TRANSGENICOS al Dia
Xarxa
Amigos en blog
AlternativeWeb
EL BLOG DE KEVIN VÁZQUEZ
El otro Cine de Barrio
Libertad Siete
Loquesomos
Zeltia
Contacta con nosotr@s
amasandok@gmail.com
 

18 de Mayo, 2013


Monsanto rabiosa y la ciencia y el derecho cómplices del ecocidio

Ya no se puede tapar el sol con los dedos. La crisis ambiental estalla hasta en la propia mismidad del Ser. Efecto Invernadero, Cambio Climático e Impactos Geomorfológicos, constituyen una bomba de tiempo jamás vista por la historia.
 
Esta información que adjuntamos abajo, nos lleva a reflexionar sobre el modo de comprensión de la civilización industrial nacida y desarrollada en Occidente. el modo en que queda completamente desnuda “la futilidad exaltada en nombre de la circulación del conocimiento. Desde esta perspectiva, diría nieztcheana, advertimos que el poder convirtió a la ciencia en un Ídolo, al cientiíco en cientócrata y a la población en general en marionetas que aceptan un fundamentalismo que se ignora a sí mismo”. Entonces, como dice Legendre, “es posible fabricar ignorancia con ciencia”
 
En tiempos globalizados, tutelados totalitariamente por el régimen universal de la tecno-ciencia-economía, se pone en serio riesgo la vida sobre el planeta.
 
Qué silenció o dejó en el baúl impenetrable del olvido la ciencia: desconoció el saber sobre la Otredad. sobre el sujeto: sea la persona o la naturaleza.
 
Bajo lal Dictadura de la tecno-ciencia-economía, “la ciencia pasó a ser objeto de devoción social, sustituto neoliberal, del Dios Todopoderoso “que no puede engañarse ni engañarnos.
 
Y las rocas que sostienen semejante ignorancia que atormenta y destruye, se basa en el Derecho romano, el Derecho Canónico, alianza cristiana con lo romano y los evangelios iluministas del Derecho Positivo, consumado con el individualismo y l Propiedad Privada.
 
Esta sopa mortal para la identidad y la naturaleza se metamorfosea en la modernidad en los derechos nacionales y los derechos internacionales. Estructuras jurídicas congeladas necesarias para explotar la tierra, envenenar el ambiente, construir y sostener desigualdades crecientes.
 
Esta esquizofrenia cultural de occidente, suspendida en el aire artificialmente por los aparatos jurídicos y sus representantes, los hombres de la ley, conducen a un “suicidio cultural”. Y la cuestión es, como dice Legendre que “Bajo la égida del Estado Jurista se inventó y difundió el instrumento estándar de Mercado, la Institución del Contrato.
 
Y aquí está la Madre del Borrego que debemos desnudar y poner en tela de juicio, para impedir los ecocidios y epistemicidios que, fatalmente nos conducen a las bocas del averno.
 
Ingresado el Management al escenario “la tecno-ciencia-economía viene a suplantar los ideales políticos y a imponer un discurso globalizador, una suerte de sintetizador normativo negador de las divergencias culturales pero dominado, en la vertiente jurídica, por el economicismo anglosajón-
 
Imaginar en superar la Crisis Ambiental, Crisis Civilizacional, también implica superar y sepultar el aparato jurídico que tejió la trama de la catástrofe, en nombre del Derecho, la Justicia y la Democracia. Con la arquitectura jurídica de occidente, piramidal como la tradición judeo cristiana, piramidal como la Teología y piramidal como la ciencia universal, sólo nos queda la posibilidad de ser espectadores póstumos de la catástrofe y la oscuridad. Abrazos Carlos Galano
Los dueños de Monsanto andan rabiosos por sus malos resultados:
 
En Brasil, los gusanos del taladro ya son inmunes a la toxina que Monsanto incorporó a los maíces. Y como no les mata, les engorda.
 
El veneno que inventaron para matar a todo aquello que viva menos a sus plantas transgénicas, ya no es eficaz y más de la mitad de las fincas de EEUU cultivadas con esas plantas están plagadas de malezas. Mejor dicho, sanas hierbas que aprendieron a reírse de la multinacional.
 
Y a su pesar, la ciencia independiente muestra cánceres en ratas alimentadas con el maíz transmutado.
 
Ante las movilizaciones planetarias que exigen detener su Ciencia-Maldición, Monsanto ha conseguido en EEUU una cláusula legal que les permite ignorar las órdenes judiciales de suspensión de siembra de cultivos transgénicos, sea por irregularidades en su aprobación, por falta de evaluación de impactos ambientales o de salud o por cualquier otra razón. Con el tubo de ensayo en una mano y la chequera en la otra se sienten dioses por encima del bien y del mal.
 
¿Cómo puede creerse Monsanto que con leyes contra las leyes podrá detener a los pueblos y a la propia Naturaleza? A lo mejor es cosa de las mutaciones y les falta un gen: son in-genuos.
 

Publicado por Carlos Galano*. LQSomos. Mayo 2013 el 18 de Mayo, 2013, 21:52 | Comentar | Referencias (0)

¿Comer insectos para acabar con el hambre?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO, ha publicado esta semana un informe que ha despertado cierto revuelo: Insectos comestibles. Perspectivas de futuro para la seguridad alimentaria y la alimentación, y donde recomienda el consumo de insectos para dar de comer a un número cada vez mayor de personas. Pero, ¿acabar con el hambre en el mundo pasa por empezar a consumir insectos o hacer accesible la comida a la gente? Yo me decanto por la segunda opción.

 

No tengo nada en contra el consumo de "bichos", que en otras latitudes está plenamente extendido. Según la FAO, hoy en el planeta al menos dos mil millones de personas los ingieren regularmente: escarabajos, orugas, abejas, hormigas, saltamontes, langostas y un largo etcétera. Un total de 1.900 especies que se comen en países de África, Asia y, también, América Latina. Y, según dicho informe tienen un alto contenido en proteínas, materias grasas y minerales. Aquí, pero, la sola idea de llevarnos a la boca dichos insectos no nos produce sino asco.

 

Las tertulias y debates que estos días han girado alrededor de la propuesta de la FAO en medios de comunicación variopintos, lo han hecho con una clara mirada etnocéntrica de lo que comemos. Asociando el consumo de insectos a un comportamiento primitivo, como si nosotros tuviésemos la verdad absoluta sobre qué se puede y qué no se puede comer. Me pregunto, ¿qué pensarán en otros países de los caracoles en salsa, del conejo asado o, para rizar el rizo, de la paella de arroz y conejo con caracoles? Creo que más de un centro europeo no aguantaría ni dos minutos en la mesa, imaginando su conejo mascota cocinado como un bistec y rodeado de moluscos babosos.

 

Pero, más allá de consideraciones culturales, creo que el problema del hambre tiene que abordarse desde otra perspectiva. No se trata, como solución mágica, de apostar por la ingesta de insectos, independientemente de las virtudes nutritivas que estos puedan tener, sino el kid de la cuestión está en preguntarnos cómo en un mundo de la abundancia de alimentos hay tantas personas que no tienen qué comer. Hoy el problema del hambre no radica en la producción sino en la distribución. No se trata de producir más, o buscar nuevos comestibles, sino de distribuir aquellos que ya existen y hacerlos accesibles a la gente.

 

Según la FAO, en la actualidad, se cultiva suficiente como para alimentar a 12 mil millones de personas, y en planeta somos 7 mil millones. Hay comida. El problema radica en manos de quién está. Los alimentos se han convertido en un instrumento de negocio por parte de unas pocas multinacionales de la agroindustria, que priorizan sus intereses empresariales a las necesidades alimentarias de las personas. De este modo, si no tienes dinero para pagar el precio cada día más caro de la comida o acceso a los medios de producción, como tierra, agua y semillas, no comes.

 

Acabar con el hambre pasa por exigir justicia y democracia en las políticas agrícolas y alimentarias. Y devolver a los pueblos la soberanía alimentaria, la capacidad de decidir sobre qué y cómo se produce, distribuye y se consume. Anteponer derechos a privilegios. Y apostar por otro modelo de agricultura y alimentación: de proximidad, campesina, agroecológica... Sólo así todo el mundo podrá comer.

 

*Artículo en Público, 18/05/2013.

+info: http://esthervivas.com

Publicado por Esther Vivas el 18 de Mayo, 2013, 21:49 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com