Am@sandos
Una pequeña parte del mundo tiene sobrealimentación y camina a la obesidad. La otra gran parte del planeta se muere de hambre

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Enviar artículo

Calendario
<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (156) Sindicar categoría
Amig@s (3) Sindicar categoría
Cine, documentales, libros, relatos (60) Sindicar categoría
Consumo (35) Sindicar categoría
Derechos laborales (15) Sindicar categoría
El Bicho (160) Sindicar categoría
El rincón de Riki (7) Sindicar categoría
LQ bebemos (77) Sindicar categoría
LQ comemos (56) Sindicar categoría
Nutrición (51) Sindicar categoría
Recetas (36) Sindicar categoría
Tierra campesina (3) Sindicar categoría
Videos, documentales (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2017 (1)
Abril 2017 (1)
Febrero 2017 (2)
Noviembre 2016 (1)
Octubre 2016 (2)
Agosto 2016 (1)
Diciembre 2015 (1)
Junio 2014 (1)
Abril 2014 (2)
Diciembre 2013 (1)
Noviembre 2013 (2)
Octubre 2013 (3)
Agosto 2013 (8)
Junio 2013 (2)
Mayo 2013 (4)
Abril 2013 (3)
Marzo 2013 (3)
Febrero 2013 (3)
Enero 2013 (4)
Diciembre 2012 (1)
Noviembre 2012 (1)
Octubre 2012 (2)
Septiembre 2012 (4)
Agosto 2012 (3)
Julio 2012 (4)
Junio 2012 (2)
Mayo 2012 (1)
Abril 2012 (1)
Marzo 2012 (3)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (3)
Diciembre 2011 (1)
Noviembre 2011 (3)
Octubre 2011 (3)
Septiembre 2011 (5)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (4)
Junio 2011 (5)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (10)
Marzo 2011 (7)
Febrero 2011 (13)
Enero 2011 (15)
Diciembre 2010 (5)
Octubre 2010 (1)
Febrero 2010 (1)
Enero 2010 (1)
Junio 2009 (6)
Abril 2009 (8)
Marzo 2009 (4)
Febrero 2009 (5)
Enero 2009 (10)
Diciembre 2008 (16)
Noviembre 2008 (20)
Octubre 2008 (5)
Septiembre 2008 (9)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (9)
Junio 2008 (6)
Mayo 2008 (13)
Abril 2008 (18)
Marzo 2008 (8)
Febrero 2008 (7)
Enero 2008 (6)
Diciembre 2007 (7)
Noviembre 2007 (6)
Octubre 2007 (6)
Septiembre 2007 (20)
Agosto 2007 (16)
Julio 2007 (4)
Junio 2007 (10)
Mayo 2007 (8)
Abril 2007 (7)
Marzo 2007 (8)
Febrero 2007 (12)
Enero 2007 (12)
Diciembre 2006 (7)
Noviembre 2006 (18)
Octubre 2006 (12)
Septiembre 2006 (27)
Julio 2006 (18)
Junio 2006 (26)
Mayo 2006 (6)
Abril 2006 (14)
Marzo 2006 (21)
Febrero 2006 (31)
Enero 2006 (24)
Diciembre 2005 (9)
Noviembre 2005 (22)
Sindicación
Artículos
Comentarios
A inicio
amasandok@gmail.com
Página principal
Alimentación, pensamiento, justicia...
Amigos de la Tierra
Colectivo Contra Coca-Cola
Compañero Ricki
La Garbancita Ecológica
Pescaroba
SINALTRAINAL
Stop Burguer King
TRANSGENICOS al Dia
Xarxa
Amigos en blog
AlternativeWeb
EL BLOG DE KEVIN VÁZQUEZ
El otro Cine de Barrio
Libertad Siete
Loquesomos
Zeltia
Contacta con nosotr@s
amasandok@gmail.com
 

Marzo del 2007


En el comercio justo no todo vale

ESTHER VIVAS , Coordina el área de sensibilización de la Xarxa de Consum Solidari
(JPG)
/Isa

Al hablar de comercio justo, en la actualidad, ya no podemos referirnos a una perspectiva única del mismo. Si hasta hace pocos años prevalecía, en el Estado español, una sola visión del comercio justo dominada por las principales organizaciones que trabajaban este tema, la consolidación del movimiento y el planteamiento de nuevos debates ha generado otra perspectiva que trasciende la visión tradicional. En estos momentos, el discurso único centrado en la producción en origen y en la necesidad de aumentar las ventas, como vía para ayudar a “los más pobres”, se ha puesto en cuestión.

A medida que el movimiento ha ido creciendo y evolucionando ha aparecido otro enfoque que, partiendo de la definición tradicional, ha ido más allá señalando que el comercio justo es mucho más que un acto de ayuda. Se trata de una perspectiva que rompe con un análisis estrictamente “asistencialista” y que plantea un modelo de comercio justo transformador, oponiéndose a la venta de sus productos en grandes superficies y rechazando su uso como instrumento de márketing empresarial.

Dos polos de referencia

Así, se han ido configurando, a grandes rasgos, dos polos de referencia en el movimiento del comercio justo. Uno que podríamos denominar como tradicional y dominante, que parte de una definición del comercio justo basada en los criterios de producción en origen establecidos por este movimiento y cuenta con un discurso institucional y políticamente dominante, y otro que podemos llamar global y alternativo, que va más allá de esta perspectiva tradicional y que cuenta con una visión integral del comercio justo (desde la producción en origen hasta su distribución y venta final), y que establece alianzas con sectores del movimiento altermundialista.

Entre las organizaciones que lideran el polo tradicional y dominante destacaríamos a la mayor organización en el movimiento del comercio justo: Intermón Oxfam, la principal importadora y la que cuenta con más recursos económicos, seguida por la mayoría de importadoras y algunas ONG, quienes comparten en mayor o menor medida su discurso. Es este polo el que ha impulsado uno de los instrumentos más polémicos en el sector, el sello del comercio justo. Una iniciativa promovida por un conjunto de organizaciones del movimiento como Alternativa 3, Cáritas, Setem, Intermón Oxfam, IDEAS... y que se enmarcan claramente en este polo de referencia.

En el polo “global y alternativo” encontramos pequeñas tiendas, puntos de venta, algunas importadoras y ONG que se coordinan en el marco del Espacio por un Comercio Justo, como la Xarxa de Consum Solidari, Sodepaz, Espanica, A Cova da Terra, Picu Rabicu, Red de Comercio Justo de Castilla la Mancha, La Ceiba, Aldea del Sur, entre otras, y que muestran una total oposición al sello del comercio justo y a la venta de estos productos en grandes superficies.

La soberanía alimentaria

Otro de los elementos que diferencian a las organizaciones del polo global y alternativo de las del tradicional y dominante es la vinculación que las primeras hacen del comercio justo con la soberanía alimentaria, el derecho de los pueblos a decidir sus políticas agrícolas y alimentarias. Una postura que significa desmarcarse de una concepción asistencialista del comercio justo, como una mera transferencia económica Norte-Sur, y que implica que estos mismos criterios de justicia social se apliquen en nuestras actividades comerciales aquí (comercio justo Norte-Norte) y en los intercambios llevados a cabo en los países del Sur (comercio justo Sur- Sur). De este modo, no tiene sentido importar productos bajo unos criterios de comercio justo si éstos ya se elaboran aquí con componentes sociales y ecológicos equivalentes (como es el caso de la miel, el aceite o el vino).

En este sentido, el sector global y alternativo se siente partícipe del movimiento altermundialista y establece sólidas alianzas con algunos de sus actores claves como Vía Campesina. A la vez que trabaja junto a agricultoras/es y consumidoras/ es en campañas contra los transgénicos, a favor de la reforma agraria y de la producción agroecológica... vinculando el comercio justo a la defensa de la de la tierra, de las semillas y a la promoción de los circuitos cortos y el comercio de proximidad.

No a los supermercados

Otro de los elementos que diferencian a las organizaciones de ambos polos es el análisis que realizan respecto qué es y qué no es comercio justo y la relación que establecen con las grandes cadenas de distribución, así como su postura respecto a la venta de estos productos en las mismas.

Desde una óptica global y alternativa, el comercio justo no puede limitarse tan sólo a que un producto cumpla una serie de condiciones en la producción en origen. El comercio justo es mucho más que un listado de criterios, es todo un proceso comercial que incluye un amplio abanico de actores que participan en éste de principio a fin: campesinas/ os, productoras/es, transformadoras/ es, vendedoras/es, compradoras/es... Tan importante es dónde, quién y cómo se produce que dónde, quién y cómo se vende y se compra. Desde este punto de vista, se rechaza la venta de productos de comercio justo en grandes superficies y cadenas comerciales, quienes utilizan estas ventas como una estrategia de limpieza de imagen.

Las organizaciones que conforman el polo tradicional y dominante consideran que vender comercio justo en grandes cadenas y supermercados ayuda a difundir el concepto y a aumentar las ventas, lo cual significa más ayuda para los productores en el Sur. Pero el comercio justo no se limita a comprar y a vender más productos, aumentar las ventas a costa de comercializar estos productos en hipermercados y supermercados no ayudará a los pequeños productores del Sur sino, contrariamente, sólo beneficiará a las empresas multinacionales. No debemos olvidar que éstas venden una ínfima parte de sus mercancías de comercio justo, mientras que sus beneficios provienen de la venta de una mayoría de productos elaborados en base a la explotación de las y los productores, del abuso del medio ambiente y de la precarización de las condiciones laborales de las y los trabajadores.

Desde el sector global y alternativo consideramos que en el comercio justo no todo vale, que un comercio verdaderamente justo sólo será posible en un sistema político, económico y social que rompa con las políticas neoliberales. En un capitalismo de rostro humano en el que las desigualdades sean más sostenibles el comercio justo no tendrá cabida. En nuestras manos está escoger por qué modelo apostamos

Publicado por http://diagonalperiodico.net/article3043.html el 14 de Marzo, 2007, 14:49 | Comentar | Referencias (0)

Navarra: Comienza la Semana del Pincho

Participarán 97 establecimientos de toda Navarra 

Mañana sábado da comienzo la novena edición de la Semana del Pintcho. Aunque la mayor parte de los participantes serán locales del Casco Antiguo, también toman parte en el certamen gastronómico otros establecimientos de toda Navarra.

Dos pinchos a 4 euros

Del 10 al 18 de este mes, se podrá hacer turismo de la alta cocina en miniatura por toda Navarra gracias a la celebración de la novena edición de la Semana del Pincho. En total, se podrán degustar 194 pinchos nuevos que resumen lo mejor de la tradicional pero también nueva e innovadora gastronomía navarra.

Cada establecimiento ofrecerá dos pinchos a cuatro euros, treinta céntimos más que el año pasado. En total, se calcula que se servirán durante estos días, más de medio millón de degustaciones.

La ruta

En el Casco Antiguo, los establecimientos que participan son: Don Pablo, Hotel Maisonnave, Redín, Mesón de la Navarrería, Los Burgos de Iruña Taberna, el Caballo Blanco, El Pirineo, La Estafeta, Chez Evaristo, La Granja, Fitero, Guría, Gaucho, Monasterio, Niza, Okapi, Baviera, Gure Etxea, Café Iruña, Nuevo Casino Principal, Dolce Vita, Bearin Plaza, Dom Lluís, Bar Noé, Burgalés, Ulzama, Río, San Nicolás, La Cocina Vasca, El Marrano, Baserri, Iru, La Chistera, The Harp, Ona, Arizona, Irish House, Entretantos, Museo, Anaitasuna, El Espejo, Entre tapas y vinos, El Café de Baluarte, Corte Inglés, Koppo, La Antigua Farmacia, Parrilla Argentina, Yanguas, Hotel Avenida, Casa Luis, El Embrujo, Che, Club Taurino, Aralar,Melquíades, El Colmado, Melbourne y Bella Epoca.

Publicado por http://www.nabarreria.com/articles/comienza-la-semana-del-pi el 14 de Marzo, 2007, 14:41 | Comentar | Referencias (0)

Consumir con prudencia no es suficiente para salvar a los peces del mundo

Jennifer Jacquet
Alternet

Traducido por Idalmy Montes y revisado por Miguel Serrano, del Equipo de Traducciones de Cubadebate y Rebelión.

Recientemente leí el Manual del pescado blanco de Ecuador, un libro donde se describen los pescados que Ecuador comercializa para la exportación. En la página dedicada a la merluza del Pacífico Sur, el escritor reveló que los filetes de merluza se comercializan y venden como lenguado, trucha gris y tilapia. ¿La merluza se vende como tilapia?

Usted conoce la tilapia – todo el mundo concuerda en que es un tipo de pez sostenible sobre todo porque vive y se alimenta a base de una dieta vegetariana (por lo que no requiere de pescado en su alimentación).

La tilapia aparece en la columna de las “mejores opciones” en las guías de bolsillo sobre productos del mar (seafood wallet cards) donde se indican cuáles son las mejores y peores especies para el consumo. Durante años, las organizaciones ecologistas y sanitarias han resaltado los beneficios de la tilapia, y eso se nota. De hecho, recientemente se le llamó “el pescado más popular del mundo”.

La demanda de tilapia aumenta –solamente en los EE.UU. ha pasado del noveno lugar entre los pescados de mayor consumo en el 2003 al sexto lugar en el 2004. Por lo que no debería sorprendernos que ahora aparezcan impostores de la tilapia, como esta merluza.

La merluza del Pacífico es un pez carnívoro que los barcos pesqueros industriales capturan en mar abierto con sus largas redes en las que también quedan atrapadas tortugas, tiburones y aves marinas. La merluza está muy lejos de parecerse a la tilapia, pero por el sabor no se puede diferenciar.

Sin embargo, la merluza no es la única impostora. Muchas especies de pescados de agua salada, luego de ser renombradas o falsamente etiquetadas, se enmascaran en el mercado como especies ecológicas, más sabrosas o como versiones más apetitosasque lo que en realidad son. ¿Qué significa esto para los grupos ecologistas que trabajan para salvar los océanos sobre la base del “comercio ecológico”?

El poder del pocketbook

Con la reducción de las reservas de peces y el incremento de la preocupación por los océanos, las organizaciones no gubernamentales (ONG) han llevado a cabo una serie de campañas de marketing social relacionadas con los productos del mar, la mayoría de las cuales tienen que ver con lo que se debe comer y abarcan desde el etiquetado ecológico hasta el boicot explícito a determinados productos.

La etiqueta más destacada de productos del mar, colocada en las latas de atún desde la década de los noventa, es el logo de “delfines a salvo” para los productos de atún. Otra etiqueta bien establecida y muy discutida es la del Consejo de Administración Marítima (MSC, por sus siglas en inglés). Además de las etiquetas ecológicas, muchas ONG realizaron campañas para influir en el comportamiento de los consumidores, tales como la campaña “Dejemos en paz al pez espada” o la de “Cultivado y Peligroso” para el salmón. Las ONG y los acuarios también han publicado guías de bolsillo sobre productos del mar, para que los consumidores las consulten en el mercado o en los restaurantes.

El objetivo fundamental de estas campañas es fomentar una conciencia de consumo que contribuya a que la demanda de productos del mar apoye las reservas de peces que son sanos para el consumo. Sin embargo, hay toda una serie de impedimentos que se interponen entre estas campañas y el éxito que pudieran tener.

Llamemos a los peces por su nombre

Por un lado, como sucede en el caso de la falsa merluza, las estrategias que se siguen para falsear el etiquetado socavan el marketing ecológico. Una campaña generalizada en Europa creó conciencia sobre los efectos negativos del cultivo de los camarones de cultivos. Por lo que los camarones tailandeses, que representan casi el 30 por ciento de la producción mundial, ahora se exportan con la etiqueta “capturados en su hábitat natural”, en lugar de decir “criados en granjas acuícolas”. En el Reino Unido, al bacalao que se captura de manera ilegal se le coloca una etiqueta que dice “abadejo”.

Cambiar el nombre de las especies complica aún más los esfuerzos de los grupos defensores de los productos del mar. Las tres cuartas partes del pescado que se vende como “pargo” en los EE.UU. pertenecen a otras especies. El cangrejo moro, una vez que se echa por la borda por considerarse sin valor, se comercializa y vende como “cangrejo peekytoe”. La merluza negra de la Patagonia, especie en extinción, se comercializa como lubina chilena. Al reloj del Atlántico (slimehead) se le dio el nombre de una especie de color naranja y aspecto áspero más agradable al paladar.

Cambiar el etiquetado de las especies es un acto deshonesto y también da a los consumidores la falsa idea de que la oferta satisface la demanda. La carne de tiburón se marca para hacer “faux scallops” (ostiones artificiales). La raya común, que en otros tiempos se utilizó en la elaboración de muchos platos salados en restaurantes, prácticamente se ha extinguido en el Mar del Norte, motivo por el cual las rayas con espinas dorsales se venden como rayas. En Ecuador, el tiburón se filetea y se vende como lenguado o atún. Pero la escasa posibilidad de detección en el mercado constituye un problema menor que el propio mercado.

Luchemos contra el apetito mundial

Los ciudadanos estadounidenses consumieron medio kilogramo más de pescado por persona en 2004 que en 2002. De hecho, casi todo el mundo ahora consume una mayor cantidad de pescado. El consumo de pescado por persona a nivel mundial se ha elevado ininterrumpidamente desde principios de la década del sesenta en un 3,6 por ciento anual. Durante ese período, el consumo de pescado por persona se ha duplicado.

Asia consume más de dos tercios del pescado del mundo (aunque una parte son mariscos de cultivo). Solo Japón representa cerca del 40 por ciento del mercado de importaciones del mundo. (En conjunto, la Unión Europea, los EE.UU. y Canadá suman casi el resto). No obstante, hoy en día, muy pocos consumidores asiáticos establecen una diferencia entre los productos en el contexto de los temas medioambientales y de ahí que no sean objeto de atención de los grupos como el MSC.

Se espera que la demanda de productos del mar también aumente en América Latina y África, donde al parecer los consumidores no se muestran receptivos al etiquetado ecológico del pescado. Otro problema que presenta el etiquetado ecológico es que la certificación es voluntaria, de ahí que solo lo hagan las compañías pesqueras que obtienen ganancias al adoptar un producto. Además, estimular el consumo de pescado “capturado de manera sostenible” constituye una presión aun mayor para las reservas de peces actualmente sanos.

¿Son entonces las etiquetas ecológicas solo apropiadas para determinados nichos de mercado? A muchos países en desarrollo les preocupa que la promoción de los productos ecológicos esté ocurriendo en mercados donde los requisitos alimentarios ya se hayan cumplido. Les preocupa, además, que los pescadores en pequeña escala son los únicos que quedarán para vender el pescado no sostenible. La implicación de lo antes dicho es la siguiente: si usted no se lo come, otro lo hará y si usted no lo captura, otro lo hará.

¡Salvemos los océanos! Vote a favor

Con las campañas dirigidas a crear una conciencia en los consumidores se ha distribuido un gran volumen de información y, es de suponer, que esto esté creando conciencia en la sociedad acerca de la importancia del pescado. Sin embargo, la proliferación de las certificaciones y etiquetas no garantiza que se cumplan los objetivos de la conservación.

El etiquetado de los alimentos orgánicos se ha extendido por los supermercados de toda Norteamérica y se considera el programa de etiquetado ecológico más exitoso. La etiqueta ecológica de los Agricultores Orgánicos Certificados de California, predecesora de la etiqueta de alimentos orgánicos de USDA 2002, existe desde 1973. No obstante, de 1991 a 1998, en California se incrementó la utilización de plaguicidas en un 40 por ciento.

Asimismo, los programas sobre la concientización de la importancia de los productos del mar han tenido poca repercusión en el mercado que pueda demostrarse. Las ONG desempeñan un papel muy valioso en la creación de una conciencia pública y sus esfuerzos son dignos de elogio, pero si el objetivo es reducir la presión sobre las reservas de peces salvajes, entonces quizás debería cuestionarse la fe en la magia del mercado libre y reconsiderarse las estrategias de conservación orientadas a los consumidores.

Además de sus esfuerzos desde la base, las ONG pueden continuar ejerciendo su influencia en las regulaciones. El National Environmental Trust (NET) descubrió que la merluza negra de la Patagonia (su nombre original) capturada ilegalmente, llega a puerto estadounidense y, antes de que los funcionarios de aduana terminen de revisar la documentación, ya el pescado está en el mercado. Entonces los compradores no saben si su pescado fue capturado ilegalmente o no.

El NET realizó un cabildeo exitoso con el gobierno de los EE.UU. para que se exija la aprobación previa del gobierno antes de que la merluza negra llegue a tierra. Pero no solo las ONG ejercen su influencia en las acciones gubernamentales; la mayor influencia que puede ejercer un ciudadano radica en elegir a un gobierno que esté comprometido con la administración de la industria pesquera por medio de restricciones en el exceso de capacidad, la eliminación de las banderas de conveniencia, el fortalecimiento de las regulaciones y la garantía de que se realice un seguimiento al mercado.

Muchas naciones pesqueras constituyen democracias, dirigidas por gobiernos electos. Por lo tanto, los ciudadanos deben ser capaces de revertir la tendencia que existe actualmente hacia la pesca excesiva utilizando su boleta de votación, en lugar de la guía de bolsillo sobre productos del mar.

En su libro En un océano perfecto, Daniel Pauly y Jay Maclean señalan que los peces de cultivo como la tilapia que se alimentan de plantas, pueden sustituir a los peces carnívoros criados en su hábitat natural a la hora de sentarnos a la mesa a comer, pero no pueden sustituir la función que cumplen los peces salvajes en los ecosistemas de donde fueron extraídos (a menos que, claro está, su tilapia sea, en realidad, merluza). Igualmente, el comercio ecológico no puede sustituir una buena gobernabilidad mundial.

Jennifer Jacquet, economista medioambientalista, es miembro del Proyecto El mar a nuestro alrededor (SAUP, por sus siglas en inglés) y del Centro de Productos de la Pesca de la University of British Columbia. Una versión más detallada de este artículo apareció en Marine Policy: Jacquet, J. L. y D. Pauly. “El incremento de las campañas para elevar la conciencia sobre los productos del mar en una era en que la industria pesquera se dirige a la quiebra”. Marine Policy: 31:308-313.

© 2007 Independent Media Institute (nstituto de Prensa Independiente), 2007. Todos los derechos reservados.
Vea este artículo en línea en el sitio: http://www.alternet.org/story/48230

Publicado por http://www.rebelion.org/noticia.php?id=47920 el 14 de Marzo, 2007, 14:37 | Comentar | Referencias (0)

Artículos anteriores en Marzo del 2007

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com