Am@sandos
Una pequeña parte del mundo tiene sobrealimentación y camina a la obesidad. La otra gran parte del planeta se muere de hambre

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Enviar artículo

Calendario
<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (156) Sindicar categoría
Amig@s (3) Sindicar categoría
Cine, documentales, libros, relatos (60) Sindicar categoría
Consumo (35) Sindicar categoría
Derechos laborales (15) Sindicar categoría
El Bicho (160) Sindicar categoría
El rincón de Riki (7) Sindicar categoría
LQ bebemos (77) Sindicar categoría
LQ comemos (56) Sindicar categoría
Nutrición (51) Sindicar categoría
Recetas (36) Sindicar categoría
Tierra campesina (3) Sindicar categoría
Videos, documentales (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2017 (1)
Abril 2017 (1)
Febrero 2017 (2)
Noviembre 2016 (1)
Octubre 2016 (2)
Agosto 2016 (1)
Diciembre 2015 (1)
Junio 2014 (1)
Abril 2014 (2)
Diciembre 2013 (1)
Noviembre 2013 (2)
Octubre 2013 (3)
Agosto 2013 (8)
Junio 2013 (2)
Mayo 2013 (4)
Abril 2013 (3)
Marzo 2013 (3)
Febrero 2013 (3)
Enero 2013 (4)
Diciembre 2012 (1)
Noviembre 2012 (1)
Octubre 2012 (2)
Septiembre 2012 (4)
Agosto 2012 (3)
Julio 2012 (4)
Junio 2012 (2)
Mayo 2012 (1)
Abril 2012 (1)
Marzo 2012 (3)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (3)
Diciembre 2011 (1)
Noviembre 2011 (3)
Octubre 2011 (3)
Septiembre 2011 (5)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (4)
Junio 2011 (5)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (10)
Marzo 2011 (7)
Febrero 2011 (13)
Enero 2011 (15)
Diciembre 2010 (5)
Octubre 2010 (1)
Febrero 2010 (1)
Enero 2010 (1)
Junio 2009 (6)
Abril 2009 (8)
Marzo 2009 (4)
Febrero 2009 (5)
Enero 2009 (10)
Diciembre 2008 (16)
Noviembre 2008 (20)
Octubre 2008 (5)
Septiembre 2008 (9)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (9)
Junio 2008 (6)
Mayo 2008 (13)
Abril 2008 (18)
Marzo 2008 (8)
Febrero 2008 (7)
Enero 2008 (6)
Diciembre 2007 (7)
Noviembre 2007 (6)
Octubre 2007 (6)
Septiembre 2007 (20)
Agosto 2007 (16)
Julio 2007 (4)
Junio 2007 (10)
Mayo 2007 (8)
Abril 2007 (7)
Marzo 2007 (8)
Febrero 2007 (12)
Enero 2007 (12)
Diciembre 2006 (7)
Noviembre 2006 (18)
Octubre 2006 (12)
Septiembre 2006 (27)
Julio 2006 (18)
Junio 2006 (26)
Mayo 2006 (6)
Abril 2006 (14)
Marzo 2006 (21)
Febrero 2006 (31)
Enero 2006 (24)
Diciembre 2005 (9)
Noviembre 2005 (22)
Sindicación
Artículos
Comentarios
A inicio
amasandok@gmail.com
Página principal
Alimentación, pensamiento, justicia...
Amigos de la Tierra
Colectivo Contra Coca-Cola
Compañero Ricki
La Garbancita Ecológica
Pescaroba
SINALTRAINAL
Stop Burguer King
TRANSGENICOS al Dia
Xarxa
Amigos en blog
AlternativeWeb
EL BLOG DE KEVIN VÁZQUEZ
El otro Cine de Barrio
Libertad Siete
Loquesomos
Zeltia
Contacta con nosotr@s
amasandok@gmail.com
 

10 de Marzo, 2006


A pedir de boca

Ingredientes:
París. Limas muy verdes. Una bailarina de cabaret rumana. Aguacates maduros. Un hombre marcado por el sabor de las ostras. Tequila bien frío. Pan con aceite. Recuerdos de un España que ya no existe y de un México lejano. Algunas lecturas inteligentes del Quijote o de Juan Rulfo. Emigrantes venidos de medio mundo. Sueños viejos y nuevos. Sensualidad.
Elaboración:
Mezclar los ingredientes con tiento y buen pulso, disfrutando del momento. Dejarse llevar. Chuparse los dedos (es placentero y erótico). Explorar nuevas sensaciones. Escuchar un bolero, aunque el libro tiene su propia canción.
Recomendado:
Para quienes, a pesar de todo, aman la vida y no renuncian a buscar la felicidad.
Una historia de amor que comienza donde terminan otras. Un marino, metido a cocinero, que se rebela contra la tristeza y la desilusión. Una noche en que se combinan tiempos, viajes y afectos como en un cóctel. La nueva novela de José Manuel Fajardo reclama un espacio para la pasión y el placer frente a la hostilidad del mundo. Pura literatura. Pura vida.
EDIMAR ediciones. 
Sobre el autor:
JOSÉ MANUEL FAJARDO (Granada, 1957)

Cursó estudios de derecho en la Universidad Autónoma de Madrid, ciudad en la que ha vivido la mayor parte de su vida. En la actualidad vive entre Gijón y Bilbao. Abandonó los estudios para dedicarse al periodismo. Ha escrito en periódicos como Mundo Obrero, Pueblo, Informaciones, El País, Diario 16 y El Mundo. Fue redactor del programa de libros de TVE "Tiempo de papel" y colaborador de revistas de crítica especializada como El Urogallo, Leer y Libros. En 1990 publicó La epopeya de los locos (Seix Barral), una biografía colectiva de los españoles que participaron en la revolución francesa. En 1992 recibió el Premio Internacional de Periodismo Rey de España por su ensayo periodístico Las naves del tiempo (Cambio 16). En 1996 publicó su primera novela, Carta del fin del mundo (Ediciones B), que fue traducida al francés (Flammarion), italiano (Ugo Guanda), portugués (Teorema) y griego (Opera), y quedó finalista del premio Tigre Juan de novela. En 1998 publicó su segunda novela, El converso (Ediciones B), que se está traduciendo al francés (Métailié), italiano (Ugo Guanda), alemán (Krüger Verlag) y griego (Opera). Y en 1999 ha publicado la antología dialogada de la obra de Antonio Muñoz Molina, titulada La huella de unas palabras (Espasa-Calpe), y el libro colectivo de relatos Cuentos apátridas (Ediciones B), junto a Luis Sepúlveda, Bernardo Atxaga, Santiago Gamboa y Antonio Sarabia.

Publicado por Calabacín el 10 de Marzo, 2006, 12:17 | Comentar | Referencias (0)

Mitos y hechos sobre el agua dulce

La conservación de los ecosistemas de agua dulce es una herramienta clave para erradicar la pobreza.
© Brent Stirton / Getty Images / WWF-UK


Por Jamie Pittock

Más de mil millones de personas en el mundo carecen de acceso al agua potable. Más de dos mil millones no cuentan con servicios higiénicos adecuados y la tasa de muerte anual por enfermedades transmitidas por el agua se estima en más de cinco millones. Además, los últimos 30 años han visto un declive del 50% en las poblaciones de especies de agua dulce, un porcentaje muy alto si se le compara con especies de ecosistemas marinos y forestales.

Con estadísticas como esta, es hora de preocuparse. Con tanta gente en el mundo sufriendo por la escasez de agua, es tiempo de actuar para preservar lo que queda de nuestros recursos de agua dulce.

Se deben conocer los mitos y hechos y sobre todo, las soluciones prácticas a la crisis de agua del planeta, en momentos en que miles de participantes se reúnen en México para asistir al ‘IV Foro Mundial del Agua’, un encuentro que apunta a elevar la conciencia sobre los problemas internacionales de agua e influir en las políticas sobre agua a nivel global.

Mito: Las represas reducirán la crisis del agua acumulándola para generar hidroelectricidad y no tendrán impacto negativo sobre el ambiente.

Hecho: Hay más de 48,000 grandes represas funcionando en el mundo. Muchos de estos diques, así como otros en construcción, amenazan a la mayoría de ríos más grandes e importantes del mundo. Un estudio científico reciente muestra que más del 60% de los 227 ríos más grandes han sido fragmentados por diques, llevando destrucción a los humedales, una reducción de especies de agua dulce - incluyendo delfines de río, peces y pájaros - y el desplazamiento forzado de millones de las personas.

Mientras las represas pueden ser un importante proveedor de energía hidroeléctrica, no siempre garantizan suministros fiables de agua y electricidad. Más aún, son muy caras de construir, bastante más onerosas que las medidas para reducir la demanda usando el agua y electricidad más eficazmente. En algunos lugares, el dinero gastado en diques sería de más beneficio socio-económico si se usara para restaurar los humedales. Antes de construir nuevos diques, los gobiernos deben seguir las pautas impartidas por la Comisión Mundial de Represas en el 2000 para mitigar el riesgo. Idealmente, deberían optar por alternativas sin infraestructura.

Mito: Necesitamos más agua para producir más comida.

Hecho: Ya estamos agotando el 54% de las fuentes de agua dulce accesibles del mundo, pues sólo el sector de agricultura utiliza el 70%. De este 70 %, más de la mitad se gasta en métodos de irrigación ineficaces. En países dónde se cultivan algunas de las cosechas "más sedientas" del mundo - algodón, arroz y azúcar - nuevas prácticas agrícolas aseguran que los escasos recursos de agua se usen de manera más productiva.

En Sudáfrica, por ejemplo, las buenas prácticas de cooperativismo entre pequeños finqueros, la planificación de la granja y sistemas de irrigación por goteo han visto la productividad del agua subir significativamente disminuyendo la erosión por escorrentías y la contaminación. En India, los granjeros han desarrollado un sistema de irrigación de arroz tan eficaz que ha aumentado su rendimiento entre un 20-50%, utilizando mucho menos agua del ambiente. Debe darse alta prioridad a un uso del agua más inteligente, apoyar a los agricultores y encargados de irrigación para aplicar prácticas agrícolas que permitan producir más comida con menos agua.

Mito: Los hábitat de agua dulce se están conservando a expensas de las personas.

Hecho: Los estudios de WWF de casos en Colombia, Brasil, Sudáfrica y China muestran un aumento de ingresos, empleo y rendimiento de la pesca en conjunción con proyectos de conservación natural de las comunidades locales. Más de un tercio de las 100 ciudades más grandes del mundo - incluyendo Nueva York, Yakarta, Tokio, Mumbai, Río de Janeiro, Los Ángeles, Barcelona, Nairobi y Melbourne - dependen totalmente de bosques o áreas semi protegidas para la captación de casi toda el agua que consumen. Los bosques naturales bien manejados minimizan el riesgo de derrumbes, erosión y sedimentación. También mejoran sustancialmente la pureza del agua filtrando contaminantes, como pesticidas, y en algunos casos captan y acumulan el agua. Los países harían bien en adoptar una estrategia de protección del manto friático del bosque lo que resultaría en un gran ahorro de costos en el suministro de agua, mejorando la salud de las poblaciones locales.

Conociendo algunos de los hechos, uno pensaría que los gobiernos responsables serían expeditos en llevar a cabo soluciones más baratas y duraderas en el manejo de sus suministros de agua. Tristemente, muchos aún creen que los proyectos de gran infraestructura, como las represas, producen resultados más rápidos que los eficientes esfuerzos en pequeña escala, basados en las comunidades. Los gobiernos también han fallado en implementar acuerdos previos en un marco nacional y global para el manejo sostenible del agua.

El agua es un recurso finito, un recurso que se agota rápidamente y no se puede sostener con proyectos grandiosos. Más bien, debemos concentrar esfuerzos en su justa distribución, restaurar el manto acuífero y los humedales, reducir la contaminación y el manejo sostenible de la pesca. Conservar los ecosistemas de agua dulce no es una alta meta predicada por el movimiento ambiental sino una base práctica y vital para erradicar la pobreza. La conservación de ecosistemas de agua dulce puede resultar en agua potable, agricultura y pesca más eficaces para los pobres.

La conservación de humedales y ríos debe ser una prioridad para los gobiernos que buscan garantizar el agua y reducir la pobreza. El IV Foro Mundial de Agua podría ser importante si los gobiernos se enfocan en la parte que falta: buen manejo de los ríos, humedales y otros cuerpos de agua dulce como fuente de agua para las personas y la naturaleza.

* Jamie Pittock es Director del Programa de Agua Dulce de WWF International, Gland, Suiza.

Publicado por WWF Adena el 10 de Marzo, 2006, 12:04 | Comentar | Referencias (0)

Transgénicos en Uruguay

 

En el año 1998 se introduce el primer cultivo transgénico en Uruguay: la soja (RR) Round up Ready. Esta introducción se hizo sin el conocimiento de la sociedad civil, por lo que se negó la posibilidad de discusión del tema, tanto a las gremiales de productores, como a universidad, consumidores, y ONGs.

Transgénicos en Uruguay: animales más protegidos que seres humanos

238-1-1

La invasión transgénica

En el año 1998 se introduce el primer cultivo transgénico en Uruguay: la soja (RR) Round up Ready. Esta introducción se hizo sin el conocimiento de la sociedad civil, por lo que se negó la posibilidad de discusión del tema, tanto a las gremiales de productores, como a universidad, consumidores, y ONGs.

Año a año ha ido aumentando vertiginosamente su cultivo, acompañado por el paquete tecnológico de los agrotóxicos. El uso masivo de agrotóxicos ha crecido en proporción al cultivo de soja transgénica, provocando enormes impactos en la salud de las personas y en el medio ambiente.
Entre los agrotóxicos más usados se encuentran el glifosato, paraquat, 2,4 D y el endosulfán, todos ellos altamente tóxicos y prohibidos en muchos países, tanto en Europa como en Asia.

Cabe mencionar que otra de las consecuencias que ha provocado esta introducción ha sido el desplazamiento de otros cultivos tradicionales en Uruguay como el trigo y la cebada.

A la soja le sigue el maíz transgénico. En el año 2003 se comienza con el maíz Mon 810 y en el 2004 se introduce el maíz Bt11. La introducción del maíz estuvo cuestionada por organizaciones de la sociedad civil, que aún reclaman por tener una mayor información acerca de los impactos ambientales y sobre la vida humana de estos cultivos. A nivel
parlamentario se cuestionó severamente la introducción del maíz Mon 810
interpelando al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, por considerarse que este nuevo evento no tendría ningún beneficio para la agricultura ni tampoco económico; aún más, echaría por tierra el slogan que en ese momento estaba en auge: “Uruguay país Natural”.
Lamentablemente en el momento de votar la mayoría de los diputados presentes optaron por apoyar la autorización de este evento. La sociedad civil organizada cuestionó duramente su introducción, pero el debate y la opción a participación de esta decisión estuvieron negados, en ambos eventos.

Tanto la soja como el maíz son básicamente producidos para ser exportados como alimento para animales, aunque la soja se utiliza cada vez más en alimentos procesados y en el caso del maíz Bt11 se comercializan variedades de maíz dulce.

La insuficiencia de los controles

La introducción de los transgénicos se encuentra bajo el llamado marco de bioseguridad. Uruguay participó desde el inicio en las negociaciones para la implementación del artículo 19 del Convenio sobre Diversidad Biológica, que condujo a la adopción del Protocolo de Cartagena sobre bioseguridad.

El organismo encargado de incluir normas ambientales en materia de cultivos transgénicos, es el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Este organismo coordina con otras entidades públicas y privadas las medidas a adoptar frente a riesgos que podrían suscitarse.

La introducción en el territorio nacional de organismos genéticamente manipulados, cualquiera sea la forma o el régimen bajo el cual ello se realice, se encuentra sujeta a la autorización previa de la autoridad competente.

En el año 2000 se elabora un decreto y se crea la Comisión de Evaluación de Riesgo de Vegetales Genéticamente Modificados, como un ámbito interinstitucional de análisis y asesoramiento, integrado por los Ministerios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente; Ganadería, Agricultura y Pesca; y Salud Pública; además del Instituto
Nacional de Semillas (INASE) y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Dicha Comisión, interviene en las tramitaciones de autorización para cualquiera de las aplicaciones posibles de vegetales y sus partes modificados genéticamente, a los efectos de la revisión y estudio de las evaluaciones de riesgo.

En tanto, la introducción, uso y manipulación de vegetales y sus partes modificadas genéticamente, sólo puede efectuarse previa autorización de:
.- La Dirección General de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, o, el Instituto Nacional de Semillas.

.- Los Ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca y de Economía y Finanzas, en forma conjunta, para la producción o la importación por primera vez con destino al consumo directo o a la transformación.

El caso del maíz dulce para consumo humano

En la introducción del maíz Bt11, se cumplió con la reglamentación establecida de acuerdo al marco normativo existente. Sin embargo, el marco legal no hace mención alguna si se debe de cumplir con algún requisito diferente en caso que estos cultivos sean para el consumo
humano directo.

De acuerdo a INASE en el país sólo podrán ser comercializados aquellos cultivares de especies forrajeras, cerealeras y oleaginosas que figuren inscriptos en el Registro Nacional de Cultivares, para lo cual previamente deben haber sido evaluados agronómicamente.

238-1-2

El maíz es un cultivo forrajero y también hortícola, pero nada se dice sobre las semillas hortícolas, tales como las de maíz dulce destinado a consumo humano. En Uruguay se ha estado vendiendo maíz transgénico Bt11dulce GH 0937 desde octubre del 2004 sin estar registrado por el Instituto Nacional de semillas (INASE).

De acuerdo con las normas vigentes, esa variedad está aprobada correctamente, ya que se trata de una variedad de maíz de uso hortícola y por eso no tiene registro obligatorio. Las semillas hortícolas introducidas al Uruguay no necesitan ser registradas. ¿Será que los
animales deben estar más protegidos que los seres humanos?

Frente a esta situación cabe preguntarse, ¿cómo se aplica el concepto de bioseguridad? ¿Es que la bioseguridad se cumple simplemente por catalogarse el maíz dulce GH 0937 como semilla hortícola y por ese solo hecho se convierte en biológicamente seguro?

Claramente queda al descubierto la poca claridad y la falta de seriedad con la que el país ha enfrentado la introducción de estos cultivos. Se han elaborado decretos con el objetivo de hacer evaluaciones antes de liberar al ambiente los cultivos genéticamente manipulados, pero no se tomó en cuenta que el maíz es un cultivo totalmente diferente y más aún
cuando de maíz dulce se trata. No se han tomado en cuenta los efectos que estos cultivos pueden causar tanto en la salud de las personas como en el medio ambiente.

Lo anterior sería violatorio del Protocolo de Cartagena, cuyo artículo 2 dice que “Las Partes velarán por que el desarrollo, la manipulación, el transporte, la autorización, la transferencia y la liberación de cualesquiera organismos vivos modificados se realicen de forma que se
eviten o se reduzcan los riesgos para la diversidad biológica, teniendo también en cuenta los riesgos para la salud humana.”

Un importante vacío legal

En noviembre de 2005 RAPAL (Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina) junto con el Colectivo Bioptimistas, denunciaron frente a las autoridades irregularidades en la venta de maíz dulce del evento Bt11 de semillas no registradas por el Instituto Nacional de Semillas.

Frente a los hechos planteados una vez más quedó al descubierto que las reglamentaciones no solo son insuficientes sino que además las pocas que existen tampoco se cumplen.

En efecto, desde el 20 junio del 2003 existe una resolución del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca junto con el Ministerio de Economía y Finanzas donde se especifica que uno de los requisitos para la venta de esta semilla es el etiquetado: “En la etiqueta, que
identifica el envase de la semilla de maíz de este evento, deberá incluir una referencia explícita a las palabras: “MON 810”, de suficiente realce y visibilidad, independientemente de cualquier otra referencia a la variedad o a la característica para la que codifica ese evento”. Cabe mencionar que la resolución para el Bt11 es exactamente igual con respecto al etiquetado.

El maíz dulce GH 0937 a la venta en Montevideo no estaba etiquetado, las autoridades de hacer el control no lo hicieron y solamente en noviembre del 2005 se toman medidas concretas después de la denuncia de estas irregularidades desde la sociedad civil.

Este hecho muestra que el país está lejos de cumplir con un marco de bioseguridad y de tener las herramientas adecuadas para implementar el mismo. A esto se suma la dificultad concreta con la que nos debemos de enfrentar una vez liberadas las semillas transgénicas, que la naturaleza no se puede controlar y mayor riesgo se corre cuando de maíz se trata por el tipo de polinización que realiza.

La discusión y evaluación de estos cultivos se debe de dar a nivel de la sociedad en su conjunto. La elaboración de un marco regulatorio y políticas claras podrían ayudar a que hubiese una mayor transparencia y se llenase ese vacío legal en el cual todos los uruguayos nos encontramos, y mientras tanto estamos siendo contaminados e invadidos tanto visualmente como en nuestro plato por estos cultivos. Pero el problema de los cultivos transgénicos va mucho más allá de la mera reglamentación y el objetivo final debe ser su completa eliminación.

Fuentes consultadas
MAIZ MON 810 (Nº 0307/101 M.G.A.P)
http://www.inase.org.uy/
MAIZ BT 11 (N º 304/290/2004 M.G.A.P.)

Informe sobre los progresos realizados en Uruguay en el ámbito del
proyecto PNUMA-FMAM Desarrollo de un Marco Nacional de Bioseguridad (MNB)
http://www.unep.ch/biosafety/development/countryreports/UYprogressrep.pdf

Protocolo de Cartagena sobre seguridad de la biotecnología del Convenio
sobre la diversidad biológica
http://www.biodiv.org/doc/legal/cartagena-protocol-es.pdf

* María Isabel Cárcamo
RAPAL Uruguay

Publicado por María Isabel Cárcamo el 10 de Marzo, 2006, 11:56 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com